12 abril 2017

Herbie Hancock


Hoy cumple 77 años el pianista de jazz Herbie Hancock, nacido en Chicago. A lo largo de su carrera, Hancock ha sido de los músicos de jazz más controvertidos y reverenciados de su tiempo, como lo fue también su amigo y mentor Miles Davis. En más de cuatro décadas de trayectoria profesional, aparte de ser un pianista virtuoso, Hancock ha experimentado con diferentes estilos musicales, así como con los artilugios tecnológicos que los acompañaban. Sus camaleónicos cambios de dirección no han parado de sorprender y entusiasmar a fans y coetáneos, demostrando su inagotable creatividad.

Su padre era dependiente en una tienda de ultramarinos y su madre trabajaba como secretaria. Ambos inculcaron a sus hijos el amor por la música y Herbie descubrió pronto su pasión por el piano que se vio recompensada cuando sus padres compraron un viejo piano vertical por $25. En vez de jugar al baloncesto o corretear por las calles de Chicago con sus compañeros de colegio, Hancock prefería quedarse en casa practicando con su piano. Su talento fue reconocido al instante. Considerado un niño prodigio, con once años obtuvo una mención académica por su interpretación de un concierto de Mozart con la Orquesta Sinfónica de Chicago para jóvenes intérpretes. El tiempo extra lo empleaba ampliando sus conocimientos de ciencias y electrónica. No obstante, sus actividades musicales no fueron un obstáculo para que Herbie finalizara su etapa escolar con brillantez.

En sus tiempos de high-school, viviendo en Chicago, Hancock estaba irremediablemente expuesto a los sonidos del blues y el R&B que se practicaban a comienzos de los años cincuenta. Pero el prefería las complejas formas de jazz. Lynn Norment comentaba en Ebony Magazine: "Se encerraba durante horas con discos de Oscar Peterson y George Shearing los cuales escuchaba hasta la extenuación; luego pasaba las melodías a partitura para reproducirlas nota a nota. Estos tediosos ejercicios ayudaron a Hancock a desarrollar su extraordinaria habilidad para diseccionar estructuras armónicas, pautas de ritmo y arreglos corales."

En 1956 ingresó en el Grinell College de Iowa para estudiar Ingeniería. Allí conoció los fundamentos de la electrónica que más tarde aplicaría en su carrera musical en los años setenta. Cambió sus estudios a Composición Musical y se graduó en 1960. Volvió a Chicago, donde trabajaría junto a artistas como Coleman Hawkins, Donald Byrd, Dexter Gordon y Freddie Hubbard.

En invierno de 1961 una tormenta de nieve impidió que el pianista de Donald Byrd llegara a tiempo a una actuación. Herbie fue contratado para ocupar su lugar y Byrd, impresionado con las habilidades de Hancock lo apadrinó y se lo llevó consigo a Nueva York para presentarlo en la sociedad jazzística de NYC. Hancock no tardó en grabar su primer álbum en el sello Blue Note, 'Takin' Off' (1962), en el que contó con músicos de la talla de Dexter Gordon y Freddie Hubbard. Un año después, su tema 'Watermelon man' fue versionado con éxito por Mongo Santamaria y desde entonces ha recibido más de 200 versiones. Byrd sugirió a Herbie que se pusiera en contacto con Miles Davis, cuya filosofía permitía mantener una atmósfera en su grupo en la que los músicos podían expresar libremente su creatividad. El encuentro resultó ser muy productivo y la sociedad Hancock, Davis, Wayne Shorter, Ron Carter y Tony Williams se convertiría en uno de los grupos más influyentes de la historia del jazz. 


Aquí fue donde Hancock encontró su estilo como pianista. No sólo encontró nuevas maneras de tocar los acordes comunes, también introdujo nuevos que no habían sido usados previamente en el jazz. Asimismo desarrolló un gusto por el acompañamiento 'orquestal', utilizando cuartas y armonías tipo Debussy que chocaban con lo que habitualmente oían los aficionados al género. Al final de la década, el intrincado laberinto rítmico que tejían Hancock, Williams y Carter era tan sofisticado y poco ortodoxo, que era difícil discernir cambios de acorde convencionales. De ahí que su concepto de improvisación fuera conocido como 'time, no changes"

En sus descansos con la banda de Miles, Hancock tocó como sideman con grandes del jazz como Phil Woods, Oliver Nelson, Wes Montgomery, Quincy Jones y Sonny Rollins y grabó algunos álbumes más para Blue Note como líder, destacando 'Empyrean Isles' (1964) y 'Maiden Voyage' (1965), toda una obra maestra del piano de jazz. Al final de la década de los sesenta, ante la predominancia del rock, las audiencias de jazz comenzaron a disminuir y Hancock se mantenía activo componiendo jingles comerciales para compañías como Chevrolet, Standard Oil y Eastern Airlines. También comenzó a componer música para el cine, como 'Blow Up' de Antonioni, y la TV.
En 1968 fue despedido de la banda de Davis por llegar tarde tras pasar su luna de miel en Brasil. Esto no fue obstáculo para que Hancock continuara contribuyendo a los discos de Davis, como 'In a Silent Way', 'A Tribute to Jack Johnson' y 'On the Corner'. 

Sus primeras experiencias con la música electrónica las tuvo Hancock con un sexteto que incluía al bajista Buster Williams, el batería Billy Hart y un trío de metales: Eddie Henderson (trompeta), Julian Priester (trombón) y Bennie Maupin (saxos, clarinete, flauta). Patrick Gleeson se añadió a la formación como mezclador y programador de sintetizadores. De hecho, Hancock fue de los primeros pianistas de jazz en utilizar teclados electrónicos. Publicaron tres álbumes 'Mwandishi' (1971), 'Crossings' (1972) -ambos bajo Warner Records- y 'Sextant' (1973), que se publicó bajo el sello de Columbia Records

En 1973 disolvió la banda y formó otra para grabar un álbum en una dirección musical radicalmente diferente a su etapa de experimentación electrónica. The Headhunters sólo mantuvo a Maupin de la anterior banda y añadió al bajista Paul Jackson, el percusionista Bill Summmers y el batería Harvey Mason. El álbum 'Head Hunters', se publicó en 1973 y su propuesta más comercial de jazz-funk logró despertar excelentes críticas y colocar el álbum en las listas de pop, por lo que comenzaron a llegarle críticas de sus fans más fundamentalistas que lo acusaban de 'venderse al dólar'.
El segundo álbum del quinteto fue 'Thrust' que, aunque no con el mismo éxito de ventas, también fue muy bien recibido. A éste le siguieron -en la misma línea de jazz funk- 'Man Child' (1975) y 'Secrets' (1976), los cuales apuntaban en la dirección de la línea comercial que iba a seguir en la siguiente década. A finales de los setenta Hancock formó con sus antiguos compañeros del quinteto de Miles Davis, el grupo V.S.O.P., en el que Freddie Hubbard ocupaba el papel de Miles. Publicaron varios álbumes en directo, entre ellos 'VSOP' (1976) y 'VSOP: The Quintet' (1977).


En 1978 grabó un dueto con Chick Corea, el pianista que le había sustituido en el grupo de Davis diez años atrás y un álbum de sólo piano, 'The Piano' (1978), que, como muchas de sus grabaciones de aquella época se publicó exclusivamente en Japón.

A continuación grabó una serie de álbumes de jazz-pop y jazz-disco con invitados como Tony Williams y Jaco Pastorius. Cantando con un Vocoder, logró un hit en el Reino Unido con el tema 'I thought it was you', contenido en el álbum 'Sunlight' que, sin embargo, dejó fría a la crítica. En el siguiente álbum, 'Feets, Don't Fail Me Now' (1979) continuó experimentando con el Vocoder y obtuvo otro hit con 'You bet your love'. Álbumes como 'Monster' (1980), 'Magic Windows' (1981) y 'Lite Me Up' (1982) fueron de los álbumes peor recibidos del pianista en un mercado que estaba entonces saturado de híbridos de pop-jazz similares como el que lideraba su antiguo colega Freddie Hubbard

Entre sus trabajos de este período, la crítica destacó 'Mr Hands' (1980), que para regocijo de sus fans no contenía temas cantados. Paralelamente a su carrera más comercial, Hancock hizo giras con Tony Williams y Ron Carter, con los que grabó 'Herbie Hancock Trio' en 1981 y un mes después grabó junto con Wynton MarsalisEn 1983 descubrió la música scratch, basada en un efecto rítmico original del rap, y junto a su nuevo grupo, la Rockit Band, exploró los ritmos de la música urbana contemporánea. Su single 'Rockit' fue nº1 en las listas de éxitos y ganó un Grammy a la mejor grabación instrumental. 

Hancock fue el primer sorprendido por el éxito y quiso realizar un video para que las jóvenes generaciones que veían MTV pudieran disfrutar de su música. Para ello contrató a Godley & Creme, que ya habían adquirido experiencia en el campo con trabajos para Police y Duran Duran. Herbie explicó el proceso de la creación del video en Playboy: "Les dije: 'No hace falta que me saquéis a mí en el video, ni quiero que aparezca gente negra en él. Realizad un video tan 'blanco' como los que se hacen para Led Zeppelin o gente así.' Creían que estaba de broma y rieron, pero yo lo que quería es que, principalmente, la gente escuchara la música". El video revolucionó las ondas de MTV y fue emitido profusamente. En aquella primera etapa de MTV, la emisora raramente emitía videos de artistas negros y menos aún con asiduidad, exceptuando los casos de artistas consagrados como Lionel Ritchie y Michael Jackson.


Durante la entrega de los Grammy en Los Angeles en el año 1985 Herbie actuó junto a Thomas Dolby, Stevie Wonder y Howard Jones realizando una famosa jam de sintetizadores. En 1986 tocó y actuó en el film 'Round Midnight', del director francés Bertrand Tavernier, cuya banda sonora compuso asimismo y que le hizo merecedor de un Oscar. 

A lo largo de su carrera Hancock traspasó numerosas barreras musicales y sociales sin mirar atrás. Él mismo atribuye sus éxitos y su poder de pensamiento positvo a sus creencias budistas, religión que comenzó a estudiar al principio de los años setenta. Herbie es miembro de una secta budista llamada Nichiren Shshu, cuya práctica incluye recitar las oraciones del Lotus Sutra y pronunciar el cántico "Nam-Mtoho-Renge-Kyo" (ley de causa y efecto a través del sonido). "Te ayuda a no tenerle miedo a los avatares de la vida, sabiendo que puedes convertir todo veneno en medicina". Representa la quintaesencia del transgresor. Ha pasado del jazz tradiconal a la ópera, del bebop a la fusion, de componer jingles a la música disco, de componer bandas sonoras a interpretar hip hop, todo ello moviéndose entre pianos acústicos, eléctricos, sintetizadores y todo tipo de teclados electrónicos.

En 1992 Hancock realizó una gira como tributo a Miles Davis. A Herbie le tomó tres años digerir la muerte de su mentor y amigo que una vez dijo: "Herbie fue el siguiente escalón después de Bud Powell y Thelonious Monk y todavía no he oído a nadie que le haya superado." Sus publicaciones de los años noventa siguieron fieles a su reputación camaleónica. Finalizada su etapa de quince años ligado a Columbia Records, en 1994 publica 'Dis is Da Drum' en el que retornó al acid jazz;.


En 1995 aparece 'The New Standard', una colección de versiones de temas pop de artistas como Prince, Nirvana, Stevie Wonder, Beatles y Peter Gabriel; en 1997 se asoció con el saxofonista Wayne Shorter (ex-compañero en la banda de Davis) para la grabación del álbum '1+1' publicado bajo Verve Records. El tema 'Aung san suu kyi' mereció un Grammy por 'mejor composición instrumental'.

Hancock y Shorter -también practicante del budismo-, conservaban su amistad desde sus días con Miles Davis. Al álbum le siguió una gira que los tuvo ocupados hasta 1998. Ese mismo año, Hancock reformó los Headhunters y publicó 'Return of the Headhunters' en su propio sello, Hancock Records y 'Gershwin's World' un álbum tributo a la música de George Gershwin con colaboraciones de Joni Mitchell, Stevie Wonder, Chick Corea, Kathleen Battle y Wayne Shorter.

El año 2005 se publicó un álbum de duetos llamado 'Possibilities', que contiene piezas con Carlos Santana, Paul Simon, Annie Lennox, John Mayer, Christina Aguilera y Sting, entre otros. Dos años después grabó un álbum tributo a la música de su amiga Joni Mitchell: 'River: The Joni Letters' (2007). Norah Jones, Tina Turner y Corinne Bailey Rae contribuyen con sus voces al álbum, así como Leonard Cohen, el cual recita unos versos sobre la música de Hancock. 'River' ganó en 2008 el Grammy en la categoría de 'álbum del año', siendo el segundo álbum de jazz de la historia en recibir tal honor. Su versión de 'Both sides now' recibió una nominación al mejor tema instrumental de jazz.
Su trabajo discográfico más reciente, 'The Imagine Project' apareció en junio de 2010 e incluye colaboraciones de artistas como Pink, Seal, Jeff Beck, Susan Tedeschi, Dave Matthews, Los Lobos y Chaka Khan.

Amy Ray


Hoy cumple 53 años la cantautora norteamericana Amy Ray natural de Georgia. Es parte del dúo de folk contemporáneo Indigo Girls, formado junto con Emily Saliers, con la que ha grabado desde 1989 una docena de álbumes. Amy, por su parte, inició en 2001 su propia carrera en solitario y, hasta la fecha ha publicado cinco CDs.

Amy y Emily se conocen desde los tiempos de la high school y tras finalizar sus estudios en universiades diferentes, volvieron a encontrarse para formar en 1987 el dúo Indigo Girls. Su primer álbum oficial homónimo aparece en 1989 bajo excelentes críticas. Se extrae el single 'Closer to fine', que logra entrar en el Hot100. Su cuarto trabajo, 'Swamp Ophelia' (1994) alcanza el Top10 y asimismo se posiciona en las listas inglesas. Repiten puesto con 'Shaming of the Sun' en 1997. Desde entonces ha publicado siete álbumes más. Su entrega más reciente fue 'Beauty Queen Sister' en 2011.

Además de su trabajo con el dúo, Amy publicó en 2001 su primer trabajo en solitario, 'Stag' al que siguieron 'Prom' (2005), 'Live from Knoxville' (2006) y 'Didn't it Feel Kinder' (2008). Muy activa políticamente, ha contribuido a causas como el medio ambiente, los derechos de los gays y los nativos americanos, y a la lucha contra la pena de muerte. Sus álbumes más recientes en solitario fueron 'Lung of Love' (2012) y 'Goodnight Tender' (2014).

David Cassidy


67 años cumple hoy el actor y cantante neoyorquino David Cassidy, que en los años setenta fue quizás el primer ídolo adolescente internacional. En su mejor año vendió más discos que Elvis, McCartney o Elton John. Con temas como 'Cherish', 'How can I be sure' o 'Daydreamer', David conquistó con su andrógina imagen a millones de adolescentes.

En 1972, David Cassidy se enfrentaba a un interesante dilema. Con 22 años tenía su serie de TV, la exitosa The Partridge Family (En España, 'Mamá y sus increíbles hijos) y llenaba estadios de chicas adolescentes. Pero David, que en realidad era un hippie que adoraba a Hendrix, se sentía asfixiado con su blanda imagen hasta que llegó David Green ofreciéndole una entrevista para Rolling Stone. En el divertido artículo se describían cinco días durante los cuales estuvo fumando marihuana, mantuvo relaciones con groupies bisexuales, describió los asientos pegajosos que dejaban sus fans tras verle y fingió hacerse su propia entrevista: "Tú, que tienes tanta influencia en los jóvenes de hoy, ¿qué consejo les darías sobre las drogas? - Joder, tío, pues que las tomen". 

Pero aún más controvertida que la entrevista fue la foto de portada de Annie Leibowitz, en la que se ve a Cassidy desnudo sobre la hierba y en la que se adivinaba un mechón de vello púbico bajo el ombligo. Las secuelas fueron, según palabras de Cassidy, "sísmicas". Coca-Cola dejó de patrocinar la serie y a la cadena que la emitía le llovieron las demandas. El artista se marchó a Hawaii. "Cassidy sigue agradecido porque lo que ocurrió le hizo avanzar. Buscaba dejar la serie para crecer artísticamente y llevó a cabo ese suicidio profesional", recuerda Leibowitz.

Su mejor trabajo, con el que por fin demostró ser algo más que un ídolo pop de adolescentes, fue el álbum de 1975 'The Higher They Climb The Harder They Fall', producido por Bruce Johnston, con éxitos como 'I write the songs' y 'Darlin'', grandes éxitos en el Reino Unido, antes de que Barry Manilow usara la primera como una de sus canciones más emblemáticas. En los años ochenta, David volvió a las listas británicas con el tema 'The last kiss' (1985) en el que George Michael intervino en los coros.

Por otro lado continuó con su carrera de actor interviniendo en diversos musicales y obras de Broadway y series de TV. En los noventa siguió grabando y visitando ocasionalmente las listas con temas como 'Lyin' to myself' (1990) y 'No bridge I wouldn't cross' (1999). El año 2001, su álbum recopilatrorio 'Then And Now' alcanzó el top5 británico, un hecho que no ocurría desde 1974.
Desde el año 2010 David ha sufrido varios arrestos por conducir sin licencia o bajo los efectos del alcohol. La última vez fue en mayo de 2015. El año 2017 anunció que se retiraba de los escenarios por sufrir los primeros síntomas de demencia senil.

John Kay


Hoy cumple 73 años el guitarrista y cantante norteamericano John Kay, nacido como Joachim Fritz Kraudelat en la antigua Prusia alemana (hoy Rusia) y conocido como el cantante solista del grupo blues-rock californiano Steppenwolf. Unos meses después de nacer, a comienzos del año 1945, su madre tuvo que huir con él del avance de las tropas rusas. Se refugiaron en Arnstadt, en Turingia y, al caer tras la guerra esta ciudad bajo ocupación soviética, huyeron de nuevo a Hannover que se encontraba bajo control de los británicos. Allí, el joven Joachim comenzó a escuchar la música que emitían las emisoras del ejército inglés antes de trasladarse en 1958 con su familia a Canadá...

Unos años más tarde, en 1965, ya bajo su nombre artístico, John Kay, se unió a una banda de blues-rock llamada The Sparrow, con la que, tras realizar varios shows en Toronto y Nueva York y grabar un par de singles para Columbia Records, se trasladó a California. Allí aumentaron la formación, cambiaron el nombre a Steppenwolf y con su tercer single, 'Born to be wild', publicado en 1968 lograron un éxito internacional, sobre todo, cuando el tema se incluyó en la mítica película de culto 'Easy Rider', protagonizada por Dennis Hopper y Peter Fonda, convirtiendo 'Born to be wild' en un himno para los poseedores de una Harley chopper y aficionados a las motos en general.

Las palabras 'heavy metal thunder' (trueno de metal pesado) que describían el sonido de la moto, aparecían por primera vez en una letra rock y el término 'heavy metal' se usaría poco después para denominar un estilo de música emergente, del que grupos como Steppenwolf, Iron Butterfly y Blue Cheer comenzaban a formar parte.

Otro tema de Steppenwolf presente en 'Easy Rider' fue 'The pusher'. Siguieron media docena de álbumes, un directo memorable, 'Steppenwolf Live' y singles de éxito como 'Magic carpet ride' y 'Rock me'. En 1972 la banda de disolvió y Kay inició una inconsistente carrera en solitario con su John Kay Band, en la que logró un hit menor con 'I'm movin' on'. Desde su reunión en 1974, Steppenwolf ha sufrido varios cambios de formación y se han publicado siete álbumes más, siendo Kay el único miembro que queda del grupo original. Siguen actuando dando una media de doce conciertos al año.