25 abril 2017

Mike Kennedy


Hoy cumple 73 años el cantante alemán Mike Kogel, más conocido como Mike Kennedy, nacido en Berlín. Mike es recordado, sobre todo, por su participación en los años sesenta como vocalista y líder en Los Bravos, el intento más recordado del pop español de hacer música pop internacional, con éxito homologable fuera de sus fronteras.

A principios del año 1964 en un hotel de Can Pastilla (Mallorca) un grupo de mallorquines llamado Lonn & the Cries tocaba todas las tardes hasta bien entrada la medianoche. A través de una cadena alemana de salas de fiestas, consiguieron un contrato de un mes para actuar en Colonia. Una vez allí, el cantante, Lucio, enfermó y tuvo que regresar a España antes de la fecha estipulada. Entonces al grupo no le quedó más remedio que elegir entre buscar un sustituto o volver con Lucio. Optaron por la primera alternativa cuando conocieron al alemán Mike Kogel. Mike era cervecero y combinaba su profesión cantando en un grupo llamado The Firebirds. Al unirse a Lonn & the Cries, pasaron a denominarse Mike Ratt & the Runaways, teniendo tal éxito en Colonia, que no sólo concluyeron el contrato, sino que se lo prorrogaron por otros nueve más.

Tras finalizar su estancia en Alemania, los cuatro mallorquines y Mike regresaron a Mallorca como Mike & the Runaways. Los que los habían escuchado antes de su partida no podían creer que se trataba del mismo grupo. Estaba claro que su rodaje por las salas germanas les había hecho madurar mucho y además, Mike era un grandísimo cantante, con gancho e imagen, dotado de un proverbial instinto depredador sobre el escenario. Tras unos meses actuando en Palma, uno de los guitarristas tuvo que irse a cumplir con el servicio militar y el grupo se quedó en suspenso. Otro grupo de la zona, Los Sonor se había quedado sin bajista y entre los miembros restantes de ambas bandas forman los nuevos Sonor cuya formación quedaría así: Mike Kogel (cantante), Tony Martínez (guitarra), Manolo Fernández (órgano), Miguel Vicens (bajo) y Pablo Sanllehi (batería).

El grupo se traslada a Madrid donde actúan en la sala Nikas. Allí entran en contacto con Alain Milhaud y Manolo Díaz, quienes querían crear un supergrupo con proyección internacional. Michael, que dominaba el inglés a la perfección, adoptó el nombre artístico de Mike Kennedy y Los Bravos fueron presentados en el programa de la SER El Gran Musical, donde se suponía que los propios oyentes elegían a través de postales enviadas al programa el nombre del nuevo grupo, que debutó discográficamente en 1966 con el tema 'No sé mi nombre'. Años más tarde, Manolo Díaz confesó que hicieron trampa, puesto que el nombre ya estaba elegido.


Los Bravos, con un repertorio en el que alternaban el castellano y el inglés, fue la primera formación española en obtener un éxito internacional, aunque fuera con músicos de estudio británicos y con un tema de autores australianos.

'Black is Black' fue grabado en Londres, y sólo aparecen en él las voces de Mike y los coros de Tony Martínez y Miguel Vicens. Los instrumentos los tocaban músicos ingleses de sesión, ya que el sindicato de músicos obligaba a ello. Uno de los guitarristas en aquella sesión fue Jimmy Page y el bajista Herbie Flowers. 'Black is Black' (1966) alcanzó el nº4 en el Top100 de Estados Unidos y el nº2 en el Reino Unido y hoy es un clásico incluso en el mercado anglosajón.

Otros éxitos de 1966 fueron 'La parada del autobús' y 'La moto'. En 1967 el grupo protagonizó su primera película, 'Los chicos con las chicas'. Al año siguiente repitieron la experiencia con 'Dame un poco de amor', cuyo tema principal, 'Bring a little lovin', era una versión de un tema de los australianos Easybeats y alcanzó el Top40 americano.
La tragedia se abatió sobre el grupo cuando Manolo Fernández se suicidó tras la muerte de su mujer en accidente de automóvil. Manolo conducía el coche y salió ileso, pero siempre le quedó un sentido de culpabilidad por la muerte de su esposa.

La compañía discográfica, que hasta entonces había llevado el lanzamiento y la posterior consolidación de Los Bravos de una forma modélica, convirtió la sustitución de Manolo en un espectáculo lamentable. Milhaud organizó un concurso para adivinar la identidad del nuevo componente, que salía a escena encapuchado. La operación publicitaria provocó el rechazo de los periodistas, e incluso el de los fans del grupo. Pasaron varios teclistas por la formación, hasta que el puesto fue ocupado de manera estable por Jesus Glück. Con esta formación grabaron dos álbumes más, pero sus tiempos de gloria concluyeron cuando Mike Kennedy decidió abandonar la formación e iniciar su carrera en solitario. Ello dejó a Los Bravos sin su principal baza, que no sería igualada por Bob Wright o Andy Anderson, los sucesivos vocalistas del grupo.


Mike Kennedy dio sus primeros pasos en solitario en el sello Barclay, que dirigía su mentor, Alain Milhaud. En 1969 se publicó su álbum debut, 'Enigmático Mike', que reproducía el estilo de los últimos discos de Los Bravos y en el que destacó el tema 'La lluvia', de origen italiano.

El momento álgido de su carrera en solitario llegó al año siguiente, cuando publicó los dos volúmenes de 'Recital en la Zarzuela', que reproducían el estupendo concierto que el intérprete dio en el teatro de La Zarzuela en Madrid. Los dos álbumes en directo eran un compendio de sus canciones de éxito, junto a temas tan populares y conocidos como 'Whole lotta love' de Led Zeppelin, 'Nights in white satin' de Moody Blues o 'In the ghetto' de Elvis Presley.

Después Mike fichó por el nuevo sello de Milhaud, Explosion. Allí publicó 'Mike is Mike' (1971), un álbum en el que abandonaba la línea pop-rock para decantarse por melodías y arreglos más cercanos a la música ligera. Su siguiente disco, 'Made in Usa', con producción del estadounidense Steve Barry, lo mantuvo en la escena internacional gracias al tema 'Johnny Rebel', que tuvo problemas en Estados Unidos a causa de su mensaje pacifista cuando el país se encontraba inmerso en plena guerra de Vietnam. En 1974 editó el single 'Olvídate de mí' en el sello BASF, que supuso el inicio de la etapa más oscura y poco comercial de su carrera.

Durante los siguientes años se mantuvo con altibajos, pero con escasa respuesta por parte de la crítica y el público. En 1979 publicó su último disco en solitario, el single 'My prayer'. En los ochenta se unió con Tony Martínez en algunas reediciones de Los Bravos y en 1986, coincidiendo con el vigésimo aniversario del grupo, editaron el álbum 'Forever Bravos'. Tras la desaparición de Tony en 1991 formó Mike Kennedy y Los Bravos y publicó nuevo disco titulado 'De nuevo en casa'. En el año 2000 publicó 'Mucho más que música', una nueva revisón de sus canciones de siempre.