06 junio 2017

Leonardo Coral


Hoy cumple 55 años el compositor y pianista Leonardo Coral, nacido en la Ciudad de México. Al ser su padre un artista plástico con amplia trayectoria, que incluye haber sido colaborador de David Alfaro Siqueiros en la realización de diversos murales e integrante del Salón de la Plástica Mexicana, Leonardo estuvo desde siempre en contacto con el arte.

En su adolescencia empezó a tocar el piano. Cada vez que se sentaba frente al teclado le invadían ideas musicales, por lo que pasaba horas enteras improvisando. A los 18 años, ingresó a la Escuela Nacional de Música de la UNAM para canalizar profesionalmente su inquietud musical. Estudió la licenciatura en composición con el Mtro. Federico Ibarra, de la que se graduó con Mención Honorífica. Su producción de cámara y sinfónica abarca más de 90 obras y se han presentado en varios países del mundo. En 2001 ingresó al Sistema Nacional de Creadores. Con este apoyo ha compuesto tres obras sinfónicas “El jardín de las delicias” para flauta y orquesta, “Concierto para piano y orquesta No. 1” (Mauricio Náder, piano) .“Concierto para piano y orquesta No. 2”, “Concierto para violonchelo y orquesta”, y diversas obras de cámara. Las principales orquestas del país han estrenado: "Vivencias", "Máquina Férrea", "Visiones nocturnas", "Alegorías", "Animales míticos", conciertos para piano, guitarra y viola. En la producción de “Visione” destaca el “Concierto para piano y ensamble de cámara”.


Otras obras destacadas son: un monográfico (con 7 obras); “Resonancias nocturnas” para dos pianos; “Suite para piano a cuatro manos” (María Teresa Frenk & Michael Tsalka). “Los rostros de la luna” para dos guitarras; “Los misterios de la noche” para dos violonchelos y piano; “Concierto para guitarra y orquesta”.

En 2004 obtuvo Mención Honorífica con su obra “Tierra de sombra” para coro y orquesta en el Concurso para rendir Homenaje a las Víctimas de los Sismos de 1985. En 2005 ganó el 1º Concurso de Composición Sinfónica Melesio Morales, con la obra “Máquina férrea”. En octubre de 2006 ganó el Quinto Concurso de Composición para Orquesta Sinfónica Juvenil. En 2007 ganó el Premio de Composición Sinfónica SACM y compuso la obra “Animales míticos”.

Es profesor en la Escuela Nacional de Música de la UNAM y en la Ollin Yoliztli. Su tesis de maestría en la UNAM (dirigida por María Granillo) consistió en la composición del ballet sinfónico “Ciclo de Vida y Muerte” (Orquesta sinfónica Nacional & dir. Jose Luis Castillo). En 2010 estrenó la obra “Aguila Real” (Bojan Sudic, dir.) encargada por OFUNAM, con motivo del Bicentenario de la independencia de México, y la obra para violín y piano “Piezas fantásticas” (Violín: Dmitri Zemtzov & Piano: María Teresa Frenk).

“La música es expresión vital de la existencia. Es ritual ancestral. La creación musical es liberación y catarsis. Implica compenetración intensa con las emociones y síntesis de diversos elementos. En mi música se alternan dos mundos contrastantes y complementarios. Uno de ellos tiende a lo melódico y a coloraciones sutiles y atmósferas transparentes, presentes en movimientos lentos y amplios. El otro mundo es rítmico, inestable, de fuertes contrastes, se manifiesta en movimientos rápidos y enérgicos a través de motivos compactos y sonoridades cortantes. Esta contraposición surge del impacto producido en mí por el flujo de la vida, en el cual todo lo que existe está transformándose eternamente por medio de sus contradicciones: reposo-movimiento, tensión- relajación, oscuridad-luminosidad...” (Leonardo Coral)  myspace de Leonardo Coral

Louis Andriessen


Hoy cumple 78 años el compositor neerlandés de música contemporánea Louis Andriessen, nacido en Utrecht en una familia con gran tradición musical: Su padre fue el compositor Hendrik Andriessen (1892-1981) y es hermano de los compositores Jurriaan Andriessen (1925-1996) y Caecilia Andriessen (1931-), así como sobrino de Willem Andriessen (1887-1964).

En un principio estudió con su padre y Kees van Baaren en el Real Conservatorio de La Haya. Posteriormente estudió durante dos años junto al compositor italiano Luciano Berio en Milán. Los primeros trabajos de Andriessen se caracterizan por la experimentación con varias tendencias contemporáneas: el serialismo de la posguerra “Series” (1958), “Nocturno” (1959), "Trois Pièces” (1961), el “pastiche” “Anachronie I”, (1966-67) para orquesta, escrita en memoria de Charles Ives;

“The nine symphonies of Beethoven for orchestra and ice cream bell” (1970) y la cinta “Il Duce”, 1973. Posteriormente, la reacción al- a su juicio - conservadurismo de la escena musical holandesa contemporánea, le llevó a la formación de una estética musical alternativa incluso a la suya propia. Desde los primeros años setenta del siglo XX ha rechazado escribir para orquestas sinfónicas convencionales, optando por componer para sus propias combinaciones de instrumentos, que incluyen instrumentos tradicionales junto a otros tales como guitarras o bajos eléctricos y congas.



Por último, sus trabajos de madurez combinan influencias tanto de Stravinsky como del minimalismo americano. La música de Louis Andriessen es antigermánica y antirromántica, y señala un cambio de rumbo desde el serialismo europeo de mediados del siglo XX.

De esta forma, obras como “De Staat” ("La República", 1972-76) están claramente influidas por la música de big band como las de Count Basie y Stan Kenton y los procedimientos de repetición de Steve Reich, ambos combinados con brillantes disonancias. Otros trabajos destacables de este autor podrían ser “Hotekus” (1975) donde la obra tiene algo de cifra simbólica ya que empieza como un abstracto estudio rítmico y termina con unas líneas melódicas jazzísticas mucho más explícitas.

La composición "Workers Union” ("Unión de Trabajadores", 1975)(William Paterson University New Music Series: Peter Jarvis), es una pieza melódicamente indeterminada "para cualquier conjunto de instrumentos de sonido alto"; “Symfonie voor losse snaren” (1978); “Mausoleum” (1979) para dos barítonos y un gran conjunto; “De Tijd” ("El tiempo", 1979-81) cantantes femeninas y conjunto; “De Snelheid” ("La velocidad", 1982-83), para tres conjuntos amplificados; “De Materie” ("La materia", 1984-88), un gran trabajo en cuatro partes para voces y conjunto.

Además, ha colaborado con el realizador y libretista Peter Greenaway en la película “M is for Man, Music, Mozart” para voz de jazz femenina, flauta, saxo soprano, saxo alto, saxo tenor, trompa, 3 trompetas, 2 trombones, trombón bajo, contrabajo y piano (textos del propio Andriessen, Jeroen van der Linden y Peter Greenaway). Compuso óperas como “Rosa: A Horse Drama” (1994) y “Writing to Vermeer” (1998).
Otras obras más recientes son: “Hout” (Wood) (1991) para saxofón bajo, marimba, guitarra y piano; “Kenia” para violín solo (Sorin Alexandru Horlea – violín); “La Pasión“ (2002) y  “The Hague Hacking” (2008) (Katia y Marielle Labèque, pianos & dir. Reinbert de Leeuw).



En el año 2011 Louis Andriessen gana el Premio Grawemeyer por su ópera “La Divina Comedia” basada en la obra de Dante, donde la pista electrónica que inicia la ópera es una especie de leitmotiv que pronto se traduce en las líneas irregulares y patrones rítmicos que caracterizan el estilo minimalista de Andriessen.  

"Justo unos días antes de que comenzara la Segunda Guerra mundial, nací en una calle lateral, junto a un canal, en el centro medieval de Utrecht. Créanme, estar recibiendo este premio por una ópera llamada La Comedia, setenta y un años después, me parece absolutamente irreal. ¿Cómo pudo suceder esto?", dijo el compositor al recibir el premio.