16 junio 2017

Gino Vannelli


Hoy cumple 65 años el compositor y cantante italo-canadiense Gino Vannelli nacido en Montreal, el cual, a finales de los años setenta estaba considerado un sex symbol de la música disco. Su imagen de macho latino de pecho descubierto escondía unas capacidades vocales y un talento musical asombrosos. Tras obtener numerosos hits, a finales de los años ochenta su imagen y su música quedaron algo desfasadas y en la década siguiente, Vannelli atravesó un periodo de renacimiento espiritual que cristalizó en una nueva filosofía de vida y un estilo musical renovado. Hasta la fecha ha publicado cerca de una veintena de álbumes en los que Gino muestra su talento componiendo y su afán de perfeccionismo, navegando por toda clase de vertientes musicales, pop, jazz e incluso lírico con su obra 'Canto'.

Gino con doce años
Uno de los tres hijos de Russ y Delia Vannelli, Gino se interesó muy joven por la música y a los pocos años ya tocaba la batería. Además, su padre -un aspirante frustrado a cantante- era músico de big band y traspasó su pasión a los tres hermanos. Con doce años, Gino ya había formado su propio grupo, los Cobras y más tarde formó otro con su hermano Joe en el que interpretaban versiones de éxitos de Motown. A los quince años compuso sus primeras canciones y tras finalizar la high school, antes de cumplir los diecisiete, firmó un contrato con RCA, para lo cual se trasladó a Nueva York, donde grabó bajo el seudónimo Van-Elli el single 'Gina Bold'. Sin embargo, la aventura no cuajó y volvió a Montreal, aunque no dejó de enviar sus maquetas a todas las discográficas posibles.

No recibió respuesta alguna y en 1973, desesperado, él y su hermano se dirigieron a Los Angeles para seguir probando suerte. Tras patear la ciudad de cabo a rabo y visitar varios sellos con sus trabajos recibiendo en todos la misma respuesta negativa, se dirigieron al edificio de A&M Records, donde en el aparcamiento descubrieron a Herb Alpert caminado hacia su coche completamente solo. Gino decidió jugársela a la desesperada y le abordó implorándole una audición. Antes de que un guardia de seguridad (que había observado la maniobra) expulsara a Gino del lugar, Alpert, receptivo, invitó a Gino a volver por la tarde. Así lo hizo y Vanelli cantó para Herb con su guitarra acústica algunas de sus canciones como 'People gotta move', 'Crazy life', Powerful people' y 'Lady'. Alpert, tras sonreír con aprobación le dijo: "Ok, hagámoslo. Pero bajo una condición.: Yo produzco el primer disco". Al día siguiente Gino y Joe llegaban a Montreal con un contrato discográfico bajo el brazo.

Su primer álbum 'Crazy Life' aparece el mismo año 1973 y producido por Alpert, contiene arreglos de Joe Vannelli, quien se encargaría de los teclados y arreglos en gran parte de los trabajos de Gino. En una época en la que los sintetizadores polifónicos estaban en pañales, Joe Vannelli a base de doblar pistas, consiguió para las composiciones y la poderosa voz de su hermano un 'colchón' de sonido revolucionario en aquellos años. Asimismo, Ross Vannelli colaboró en muchos de sus trabajos con su guitarra y haciendo voces.

En 1974 apareció el magnífico 'Powerful People' que contenía el hit 'People gotta move' y otras joyas como 'Felicia', 'Powerful people' y 'Poor happy Jimmy', un homenaje a Jim Croce, fallecido unos meses antes. En 1975 graba 'Storm At Sunup' y Gino se convirtió en el segundo artista blanco (Dennis Coffey actuó en 1972) que aparecía en el famoso programa de música negra Soul Train.
Le siguieron grandes trabajos como 'The Gist of the Gemini', grabado en Londres con Geoff Emerick y 'A Pauper in Paradise' (1977) con temas como 'Mardi gras', 'Valleys of Vahala' y 'One night with you'.


En 1978 se publica 'Brother to Brother' con temas como 'Apaloosa', 'The river must flow' y 'I just wanna stop'. Gino hizo giras abriendo los shows de Stevie Wonder o Gladys Knight & the Pips y fue nominado repetidas veces para los premios Grammy. En Canadá recibió cinco premios Juno en las categorías de cantante, ingeniero de grabación y productor, algunos de ellos compartidos con sus hermanos Joe y Ross.

Durante esos años, Gino explotó su imagen de sex symbol. En una crónica de la época se podía leer: "Vannelli, el príncipe de pelo en pecho del pop-rock-disco, llenó los auditorios de América del Norte con miles de entregadas aficionadas". En 1980 firma con Arista Records y publica 'Nightwalker', que contiene otro Top10, 'Living inside myself'. Cuando tenía preparado el siguiente álbum, en Arista no estaban dispuestos a publicarlo, por lo que Vannelli pasó los tres años siguientes litigando con su sello discográfico (en un caso similar al que vivieron George Michael y Prince)

En 1985, al fin libre de su contrato con Arista, publica 'Black Cars' en Polydor Records, que se convierte en su mayor éxito internacional con hits como el que dio título al álbum y 'Hurts to be in love'. Sin embargo, los gustos musicales empezaron a cambiar y Gino comenzó a cansarse de su imagen de 'macho latino'. "La imagen que proyectaba en el escenario y mis verdaderos sentimientos hacia las mujeres entraban constantemente en conflicto y me encontraba confuso". Realizaba 200 shows al año y en 1987 publica bajo el sello CBS, 'Big Dreamers Never Sleep' (1987), que contenía su último hit en el Hot100, 'Wild horses'. En 1990 se publicó 'Inconsolable Man', el cual, a pesar de las estupendas críticas que recibió, solo fue éxito en Canadá con temas como 'The time of day' y 'Sunset on L.A.'.

Al final de la década Gino se había casado y la confusion alcanzó también a su modo de vida. El cantante se embarcó en una exploración espiritual, viajando por todo el mundo y buscando respuesta a sus dudas sobre el significado y el propósito de su existencia. Leyó decenas de libros sobre las distintas religiones y visitó a varios líderes espirituales, que incluían a los monjes benedictinos en Big Sur (California), sacerdotes incas en los Andes peruanos y monjes Zen en Japón. En Malibu un monje hindú le dio el mejor consejo: "Lo que necesitas es un buen administrador".


Efectivamente, a pesar del mucho dinero ganado en años anteriores, su administración fue penosa y en 1991, Gino y su mujer Patricia se mudaron con su hijo Anton de su residencia en Los Angeles a una modesta casa en Portland (Oregon). Cuatro años después, recuperado económicamente, publicó con Verve Records el álbum 'Yonder Tree' (1995), en el que relataba la historia de su búsqueda espiritual en clave de jazz acompañado de Randy Porter al piano, Phil Baker al bajo, Graham Lear a la batería y Tom Scott al saxo.

El estilo del álbum recuerda a los trabajos de Sinatra de los años cincuenta, pero las letras de Vannelli son más personales, explorando temas como la tentación y el deseo en el camino hacia la plenitud de espíritu. "El álbum representa el viaje en el que me embarqué y el deseo de seguir adelante haciendo algo que siempre quise sin pensar en las cifras de ventas"
Su padre, que no emprendió una carrera profesional como cantante por miedo al fracaso, había muerto poco antes de la publicación del disco, por lo que está dedicado a su memoria. En cierto modo, también estuvo inspirado por él, ya que Russ era un gran aficionado a la música de Frank Sinatra y sus discos se ponían frecuentemente en casa de los Vannelli.

Su segundo trabajo con Verve fue 'Slow Love' (1998), un álbum con baladas de amor en su mayor parte inspiradas y dedicadas a su mujer. Gino siguió reinventándose y cuando se aproximó a los cincuenta años, comenzó a trabajar con un profesor de canto en Portland. Este pulió su estilo y le quitó malos hábitos del pasado ayudándole a ampliar y perfeccionar su registro. Asimismo, Vannelli comenzó a cantar en otros idiomas ampliando su repertorio. Compuso un tema en italiano, 'Parole per mio padre', que llamó la atención de ejecutivos de BMG de Canadá, quienes le ofrecieron un contrato.

El resultado fue la grabación de 'Canto' (2003), un álbum orquestal para el cual volvió a contar con la colaboración de sus hermanos Joe y Ross y en el que incluye temas cantados en italiano, francés, ingles y español. Vannelli fue contratado por el Vaticano para actuar ante el Papa Juan Pablo II, que tenía a 'Parole per mio padre' entre sus canciones favoritas. En 2005 Gino publicó 'These are the Days', un nuevo álbum cuyas críticas fueron las más favorables en muchos años. Comparándole con el buen vino, que mejora con los años, destacabann las siete nuevas composiciones que ofrecía junto a viejos éxitos remezclados digitalmente.

El año 2007 pasó largas temporadas en los Países Bajos, escuchando a los músicos locales y buscando nuevas asociaciones musicales. Comenzó escribir poemas y musicó varios de ellos publicando el CD-libro 'A Good Thing' (2009). El mismo año asimismo participó en el álbum 'Drum'n'voice Vol 3' de Billy Cobham y regrabó con músicos de Portland varios de sus antiguos éxitos para un CD llamado 'The Best & Beyond'.
En mayo de 2014 salió a la venta el CD/DVD 'Live in LA' grabado en vivo en el Saban Theater de Los Angeles, show que supuso su primera actuación en Los Angeles en quince años con la participación de sus dos hermanos, Joe y Ross.

Iain Matthews


Hoy cumple 71 años el músico británico Iain Matthews, nacido en Scunthorpe (Inglaterra). En 1967 formó parte de la banda folk inglesa Fairport Convention, en la que compartía la voz solista primero con Judy Dyble, después con Sandy Denny. Dos años más tarde abandona el grupo y graba en solitario 'Matthews Southern Comfort', álbum en el que publica ya canciones propias.


Usa el mismo nombre para el grupo que le acompaña, el cual sufre numerosas variaciones, pero consiguen firmar muchos conciertos los siguientes dos años. Además consiguen un nº1 en el Reino Unido con su versión de 'Woodstock', escrita por Joni Mitchell.

Tras dos nuevos álbumes en solitario, 'If You Saw Thro' My Eyes'  y 'Tigers Will Survive' (1971) forma con otros artistas de la escena folk británica, entre los que destaca Richard Thompson, otro ex-Fairport, el grupo Plainsong, con el que publica en 1972 el álbum 'In Search of Amelia Earhart' que consolida su reputación como compositor con el tema 'True Story of Amelia Earhart' y 'Even the guiding light'.

La banda se disuelve y Matthews se instala en Los Ángeles, donde sigue publicando con varios grupos ad hoc, como Valley Hi, producido por Mike Nesmith de los Monkees. En 1978 por fin consigue un par de medianos éxitos con las versiones de 'Shake it', de Terence Boylan y 'Gimme an inch' de Robert Palmer. Pero la discográfica dueña de los derechos quebró. Tampoco en Seattle, donde trabajó con varias bandas tuvo mejor suerte.

Volvió al Reino Unido donde siguió grabando en solitario -sin éxito- y colaboró en una nueva reunión de Fairport Convention en 1986. Desde entonces -ya como Iain Matthews- ha publicado varios álbumes más en pequeños sellos alemanes en solitario o en compañía de otros músicos como Elliott Murphy, Nick Vernier y Ad van der Veen. En años recientes Matthew se instaló en Amsterdam y colaboró con diversos grupos 'indie'. Su publicación más reciente fue ‘The Art of Obscurity’ en 2014.

Eddie Levert


75 años cumple hoy el cantante norteamericano Eddie Levert, nacido en Bessemer (Alabama). Es el líder y la voz solista del grupo soul/funk The O'Jays formado en 1958 y aún en activo con Levert al frente.

A principios de los setenta, al mismo tiempo que surgió el 'sonido Philadelphia', los O'Jays consiguieron su primer gran éxito: 'Backstabbers', al que siguieron 'Love train', 'Put your hands together', 'For the love of money' y 'Give the people what they want'. En los ochenta ya sólo aparecían en las listas de R&B y en los noventa se limitaban a actuar en directo. Aún así en 2004 grabaron su último trabajo hasta la fecha, 'Imagination'. Eddie es padre del desaparecido y también cantante de R&B Gerald Levert con quien grabó dos álbumes en 1995 (’Father & Son’) y 2007 ('Something To Talk About')